Gato domestico

Gato doméstico, animal pequeño, principalmente carnívoro (Felis catus), que pertenece a la familia de los Félidos. Popular como animal doméstico y apreciado como cazador de ratones y ratas. Como casi todos los miembros de la familia felina, el gato doméstico tiene uñas retráctiles, buen oído y olfato, una notable visión nocturna y un cuerpo compacto, musculoso y muy flexible. El gato posee una memoria excelente y muestra una considerable aptitud para aprender por medio de la observación y la experiencia. La esperanza natural de vida del gato doméstico es de unos 15 años.

El color original del pelaje del gato doméstico era probablemente castaño grisáceo con manchas más oscuras, color que proporciona un camuflaje excelente en varios entornos. El resto de colores y dibujos son el resultado de mutaciones genéticas; por ejemplo, los pelajes de colores sólidos, como el negro o el azul, se deben a un gen que suprime las franjas; el pelaje rojizo a un gen que transforma el pigmento negro en rojizo, y el pelaje blanco es el resultado de un gen que suprime completamente toda formación de pigmento.

Dos pigmentos, el negro y el anaranjado, forman la base de todas las coloraciones del gato doméstico moderno. Estos pigmentos se pueden combinar entre sí o con blanco (ausencia de pigmento). Un solo gen, el gen O (de orange, anaranjado en inglés), determina si el pelaje de un gato contiene pigmento anaranjado o negro. Podemos imaginar el gen O como un interruptor que está encendido (pigmento anaranjado) o apagado (pigmento negro). Este gen está situado en el cromosoma X, por lo que su herencia está relacionada con el sexo.

Muchas razas domésticas, incluyendo el maine coon, manx, azul ruso y el siamés se originaron como una variedad natural del gato doméstico específico de un área geográfica. Otros, como el himalayo, son razas creadas por los humanos, resultado de una cuidadosa cría durante generaciones para conseguir el aspecto deseado. Algunas razas relativamente nuevas, como el rex (de pelo rizado), el sphynx (sin pelo), el scottish fold (con las orejas dobladas) y el american curl (con las orejas cubiertas de pelo rizado), surgieron de una mutación genética y fueron desarrollados como raza distinta mediante la cría selectiva.

Para cada raza de gato doméstico existe un modelo de perfección, declarado por diferentes asociaciones de propietarios de gatos, que describe el gato ideal de una raza determinada y sus rasgos distintivos, define las características ideales y las que no lo son y menciona los defectos que, en una exhibición de gatos, podrían suponer motivo de penalizaciones o de descalificación. Por ejemplo, en el estándar del gato siamés los ojos se describen con forma almendrada e inclinados hacia el hocico y la bizquera es un defecto descalificador.

Los modelos de cada raza difieren ligeramente de una asociación a otra y no todas las asociaciones reconocen la totalidad de razas. Para llegar a ser aceptada en una asociación, una raza debe, en primer lugar, ser aceptada de modo provisional. Para poder participar en campeonatos la raza debe superar una serie de exigencias que varía según la asociación.

(Visited 174 times, 1 visits today)
Comparte con tus AmigosShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this pageShare on LinkedIn

One thought on “Gato domestico

Deja un comentario